domingo, 5 de febrero de 2017

El gran terremoto de Lisboa

El 1 de noviembre de 1755 a las 9:30 de la mañana la tierra tembló en Lisboa, lo hizo durante cerca de diez minutos de un modo inusitadamente violento. Al terremoto le siguió un tsunami de proporciones bíblicas y, a este, miles de incendios por toda la ciudad provocados por las velas que ese día habían encendido los lisboetas en honor a todos los Santos. Murió uno de cada cinco habitantes y la ciudad en su práctica totalidad quedó destruida. Lisboa no volvería a ser la misma, pero Europa tampoco. La catástrofe lisboeta removió la conciencia de una época, la Ilustración, que se caracterizó por su propensión a hacerse preguntas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada